Pages

miércoles, abril 13

Piangere.

Lágrimas, tristeza, pena...


Es así como te sientes cuando una de las personas más importantes de tu vida te dice algo hiriente. "Eres unas vergüenza, un error de la vida, ¿por qué estás aquí? Si no vales para nada, no eres capaz de nada, lo dejas todo..."


Todas las estás y mucho más, ¿qué piensas? 


Nada te puede hacer sonreír, ahora mismo te hundes y te desesperas. ¿Qué creías? ¿Qué existen los cuentos de hadas? ¿Qué la vida es de colo de rosa? 


Pues no, la vida duele y te hace sufrir. Puede hacerte caer y tu actitud tiene que ser indiferente. Debes ser fuerte y salir a flote, nada te puede hundir, pero...¡es tan fácil decirlo! 


¡Lo que cuesta mantenerlo! 


Lo difícil que es ser fuerte todos los días, hacer ver a los demás que nada te importa cuando no es así. Por que en el fondo no eres más que una niña asustada que necesita a su madre. Que lloras acostada en tu cama porque acabas creyendo que eres un error. "¿Para qué habré nacido? Si no hago nada bien".


Ha sido demasiado tiempo pensando que eres fuerte y que puedes con todo. Pero en el fondo ya no aguantas más. 


"Las personas lloran, no por que son débiles. Si no porque han sido fuertes durante demasiado tiempo".


¿Es así realmente? Pues sí, creo que ya he sido demasiado fuerte ahora es mi momento de llorar. Yo también tengo derecho a sentirme débil por un día. 


Y los errores se comenten y los pueden enmendar, pero no por eso la gente tiene por que hundirte más. Si es la persona más importante de tu vida, ¿por qué no te ayuda? 


¿Por qué deja que me hunda? ¿Por qué no me ayuda a subir, a llegar a la superficie? 


Y te enfadas, pero en el fondo no lo haces porque tu si puedes perdonar lo que dicen pero ellos no, ellos no te dejan pasar una.


Y lloras, lloras porque te sientes una inútil y que has defraudado a mucha gente.


Mientras las horas van pasando tu estás llorando...

3 comentarios:

  1. Me encanta Tamara, y la última imagen que has puesto me flipa..
    Pero tienes que seguir siendo fuerte después de este momento de debilidad porque yo sé que puedes.. y comprende que las broncas hay que echarlas de vez en cuando, pero no sé.. ya verás que al final todo sale a flote, no hay mal que cien años dure!
    Así que alegra esa cara adornada con rizos que tienes, que estás mucho más guapa!!! :)
    Te quiero Tamarooooo (L)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Yo sí creo que eres fuerte.
    Yo sí creo que lo puede conseguir.
    Yo sí creo que vales para algo.
    Yo no te voy hundir.
    Yo sí voy a estar ahí.
    A mí no me defraudas. Y si lo hicieras da igual, eres mi amiga.
    Cae, llora, patalea, enfádate, grita, di palabrotas... pero después de todo eso, sigue.

    ResponderEliminar